Bio-residuos fue creada en el año 1999 bajo la licencia ambiental Nº 00-450 emanada por la Corporación Autónoma De los Valles del Sinú y San Jorge (CVS). Nace como una iniciativa de un médico odontólogo y una Bacterióloga en busca de una solución sanitaria al problema de residuos  hospitalarios que se presentaba en la ciudad de Montería, donde los residuos en la época eran enterrados en lotes baldíos, tirados al rio Sinú, y pocas entidades incineraban en el único horno que existía en esa época en Montería (Hospital San Jerónimo)

Se inician actividades con la instalación de un pequeño horno incinerador (40 Kg/h), ubicado en un pequeño lote a las afueras de la ciudad en el corregimiento de Garzones  (vereda Flor del Sinú), municipio de Montería, con 1  vehículo recolector tipo furgón en los horarios de 5:00am – 9:30 am para una frecuencia de 1 a 2 veces por semana.  La cantidad de residuos incinerados era de aproximadamente 300kg/día, en una jornada de incineración de 9:00am – 4:00pm.

En el año 2005 de acuerdo a la normatividad ambiental, se adquiere un nuevo horno incinerador con una capacidad de 100kg/hora, el cual cuenta con una cámara de combustión, una cámara de postcombustión, lavador de gases y chimenea.

A partir de 2007, se instalan como sistemas de control de contaminación 2 ciclones y previo a estos un lavador de gases y filtro de goteo, con el fin de reducir las concentraciones de contaminantes emitidas a la atmosfera.

En el año 2010 se inicia la instalación de un segundo horno incinerador con tecnología de punta para ampliar la capacidad de incineración de residuos,  como también mejorando el sistema de control de contaminación con la instalación de filtros de mangas para retención de material menor a 3 micras.

Hoy día la empresa cuenta con dos hornos incineradores con tecnología de punta que incineran una cantidad aproximada de 4500Kg/día de residuos hospitalarios, donde se garantiza emisiones no contaminantes cumpliendo los niveles máximos permisibles para las sustancias objeto de seguimiento por parte de la autoridad ambiental.

Actualmente la empresa cuenta con nueve (9) vehículos especializados tipo furgón que cumplen con la resolución 2309 de 1986, tres (3) cuartos fríos con capacidad de almacenar veinticinco (25) toneladas de residuos hospitalarios, y dos (2) hornos incineradores con tecnología de punta que cumplen con la legislación ambiental vigente.

Para el año 2018 la empresa tiene proyectado ampliar su capacidad de incineración a 6500kg/día.